Inicio / CAPÍTULO IV: …”es un modelo de negocio más”, argumentan

CAPÍTULO IV: …”es un modelo de negocio más”, argumentan

…“es un modelo de negocio más”…

….bueno, eso es lo que dicen los personajes ubicados en la punta de la pirámide de los integrantes de “La Rueda”. Como siempre verdades a medias, (las peores mentiras).

   Vamos a analizar esta tesis desde un punto vista financiero:

El flujo  económico básico y esquemático de una empresa sana es el siguiente:

– Un staff de trabajadores realiza una labor dirigida por el tipo de negocio al que se dedica dicha empresa, con el que se obtienen unos beneficios económicos que revierten en forma de sueldos en dicho Staff (desde el presidente hasta el empleado más modesto). Si existen sobrantes pueden dejarse como ahorro en la empresa, sea para afrontar posibles inversiones futuras o simplemente como colchón de seguridad por si vinieran malos tiempos: básicamente, la empresa genera 100 y reparte 100 a su personal.

– El principio de funcionamiento de SGAE es exactamente así: se recaudan 100, se decide si se ahorra algo para tiempos difíciles y se reparte 100 (descontados sueldos y gastos de mantenimiento).

– ¿Cual es el supuesto “modelo de negocio de La Rueda”? : Amparados en el esquema clásico de negocio SGAE, se benefician del hecho de que, con el porcentaje que le usurpan a terceros autores, costean la “producción” del material Audiovisual, que siempre y de forma lógica y habitual, ha correspondido pagar a las Televisiones. Por si fuera poco, nos han llegado noticias fidedignas de que, en ocasiones, algunos personajes de la Rueda han “repartido” beneficios en metálico y “bajo la mesa” con ciertos empleados de rango medio de las televisiones. Conclusión: hay 2 elementos externos y ajenos al entorno empresarial SGAE: las Televisiones y algunos de sus empleados en particular, que reciben beneficios de la empresa SGAE por una vía que no se corresponde con su modelo de negocio. Si lo invirtieramos, el hecho sería tan perverso como si SGAE fuera parcialmente financiada por las televisiones y ciertos empleados de SGAE recibieran comisiones bajo cuerda por extrañas influencias respecto a ellas. Pero claro, esto jamás se producirá, dada la posición dominante que las televisiones ejercen en este juego, motivada en parte por nuestra culpa.

    Es pues este dato contable, “particular y extraño”, el que nos da la certeza de que su “modelo de negocio”, no es un modelo más, sino un modelo tramposo e irregular, que tiene su única razón de ser, no en el uso, sino en el abuso que hacen de la estructura y los fundamentos de SGAE, para alimentar intereses particulares, (estructura que no olvidemos, pagamos entre todos los socios).

  Resumiendo: “se nos ha colado un “okupa” en nuestra casa.

***Os pedimos disculpas ya que en el capítulo III dijimos que en éste, ahondaríamos en la cuestión de “franjas horarias y sus tarifas” y hemos abordado este otro asunto. La urgencia por tratar esto es la incidencia que está teniendo esta cuestión en muchos socios  y la confusión que está creando. Si no aparecen cuestiones más urgentes, seguiremos nuestro plan en el siguiente. Gracias por la comprensión.***  

 
Volver arriba