Home / Coalicionautoral / La consagración de la mentira (Carta abierta a Pilar Jurado, Presidenta de la SGAE)

La consagración de la mentira (Carta abierta a Pilar Jurado, Presidenta de la SGAE)

La consagración de la mentira

Según se acerca la fecha de la Asamblea General de la SGAE, los nervios empiezan a florecer entre aquellos que temen perder sus privilegios. Lo que hasta hace poco eran declaraciones que reflejaban medias verdades, se han ido convirtiendo paulatinamente y ante el estupor general en las más execrables de las falsedades.

Le convendría a la presidenta Pilar Jurado y a sus vicepresidentes, llámense Teo Cardalda, Antonio Onetti o Fermín Cabal, no subestimar a los socios, unos socios hartos de unos dirigentes ineptos, hartos de su demostrada incapacidad para solucionar los problemas, hartos de que hayan conducido a la SGAE a su expulsión de los organismos internacionales, hartos de unos injustos repartos de derechos, hartos de tener que esperar la intervención del Ministerio como única tabla de salvación posible, hartos de una Junta Directiva egoísta y torticera que se aferra a sus sillones y se niega a ceder, aunque las consecuencias sean la ruina de la entidad y de la mayoría de los autores.

Tras la expulsión de la CISAC y según se aproxima la fecha de la Asamblea, se han venido sucediendo declaraciones de la presidenta de la SGAE en diferentes medios de comunicación, declaraciones a cual más esperpéntica, culminadas con un histriónico comunicado dirigido a los socios donde las medias verdades que venía utilizando hasta el momento se desvelan como claras mentiras.

Esto es algo de agradecer, ya que mientras las medias verdades confunden y siembran dudas, las mentiras cuando son tan evidentes como las de ese comunicado aclaran y disipan las dudas y sale a relucir la verdad que intenta esconderse.

Pero vayamos por partes:

  • Pilar Jurado miente al afirmar que era imposible realizar las últimas elecciones con voto electrónico, porque los estatutos lo impedían y que dichas elecciones se produjeron dentro de la legalidad, siendo absolutamente democráticas.

No hacía falta reformar los Estatutos para aplicar el voto electrónico. Los vigentes Estatutos de la SGAE señalan en su artículo 48 que “se podrá ejercer este derecho por sistemas electrónicos de conformidad con lo que disponga el Reglamento que lo desarrolle”. El artículo 58 incide en este asunto: “En caso de utilizar un sistema electrónico, el elector votará conforme al Reglamento aprobado por la Junta Directiva”. Los Estatutos de la SGAE reconocen el derecho a votar electrónicamente en unas elecciones, pero en su reunión del 10 de junio de 2018, la Junta Directiva no quiso habilitar el voto electrónico en las elecciones, cuando la legislación obliga a las entidades de gestión a permitir que los socios ejerciten sus derechos por vía electrónica. Es más, cuando el Ministerio solicitó el 18 de julio que confirmara o no si se iba a habilitar el voto electrónico, la SGAE contestó el 25 de julio sin responder a la pregunta formulada.

La verdad es que la Junta impidió a los socios ejercer sus derechos legales.

  • Pilar Jurado miente al negar que la mayoría de miembros de la Junta de Pequeño Derecho y Editores están ligados a la Rueda.

Son varios los miembros de la Junta Directiva que están investigados (nuevo término para imputados) por la Audiencia Nacional. De hecho, la policía volvió este mes a llamar a las puertas de la SGAE para recabar la información de obras, emisiones, contratos y pagos de derechos de autor de 150 autores y 80 personas jurídicas asociadas, entre los que se encuentran desde el ex presidente de SGAE José Miguel Fernández Sastrón a su sucesor José Ángel Hevia, o la editora de Atresmedia Nuria Rodríguez (Música Aparte), además de miembros de la Junta Directiva actual como Fernando Illán, Inma Serrano, Virginia Glük o Pablo Pinilla, y antiguos miembros del órgano rector de la entidad, como Mónica Fernández de Valderrama.

Es tal la relación entre miembros de la Junta Directiva y la Rueda que en enero la Comisión Deontológica de la SGAE acusó a 14 miembros de la junta, incluido el entonces presidente Hevia, de «conflicto de intereses». Ante ello, el gobierno de la SGAE optó por resetear la comisión deontológica, para posteriormente establecer que los implicados (más de un tercio del mismo organismo) deberán «abstenerse de participar en las deliberaciones» sobre el reparto de derechos en el ámbito de la radiodifusión: es decir, en estas votaciones solo podrán participar una escasa minoría de los miembros de pequeño derecho y editores, dada su vinculación con la Rueda y sus evidentes intereses.

  • Pilar Jurado miente al declarar a la prensa que la SGAE entregó a la policía la documentación requerida sobre los socios investigados por el caso de “La Rueda”

“Lo teníamos todo preparado. Vinieron dos agentes de paisano, se llevaron la información. Punto.” Son las palabras de Pilar Jurado al diario ABC, tras presentarse el pasado 21 de mayo la policía con el requerimiento para recabar información. La realidad es que la policía se marchó sin ningún documento y el juez dio un plazo de diez días a la SGAE para que entregase la documentación que se venía solicitando desde meses atrás. Eso no es precisamente lo que se llama actuar con diligencia ni una colaboración presta con la justicia.

  • Pilar Jurado miente al afirmar que en el reparto de Junio se ha aplicado el 20% de limitación a todo lo emitido en la franja nocturna como marca la Ley de Propiedad Intelectual.

En el reparto efectuado en junio de 2019 sigue sin aplicarse el límite legal y tampoco se ha corregido el inaudible.

En abril de 2019 se reformó la Ley de Propiedad Intelectual prohibiendo que se realicen repartos a la madrugada que superen el 20% de lo recaudado, sin embargo en su reparto de junio 2019, la SGAE ha incumplido esta norma, al no aplicar el tope del 20% a las cantidades provenientes de emisiones por satélite y cable, ni a las cantidades pendientes de años anteriores de cadenas como Aragón TV, 509.789€ , TV Castilla y León, 192.919€, o TVP Asturias, 278.692€.

La Presidenta de SGAE, de forma contradictoria, primero negó este hecho, y posteriormente quitó importancia a esta infracción, diciendo que las cantidades pagadas infringiendo esta regla son cantidades nimias, si por nimias entendemos unos millones.

Tampoco, en opinión de la Presidencia de SGAE, es importante que la madrugada siga percibiendo seis millones de euros de un total de 34 millones cuando no genera ningún ingreso.

Según el informe de BMAT el inaudible y las listas de obras inexistentes podrían distorsionar el reparto en más de un 30%. Pues bien, a fecha actual no se han aplicado las recomendaciones de CISAC para evitar esta mala práctica.

La ferocidad con la que se niegan los hechos parece que es proporcional a la veracidad de los mismos.

  • Pilar Jurado miente sobre los repartos efectuados en 2018

El asunto es aún mucho más grave en relación con repartos de derechos ejecución y por la comunicación pública de obras de su repertorio en televisión, realizados en junio y en diciembre de 2018, ya que estos no cumplen con lo establecido en la Ley de Propiedad Intelectual.

La vulneración del límite en estos repartos es escandalosa. Estaba fijado en el 15% y sin embargo, el reparto se efectuó sin aplicar ningún límite y sin informar ni consultar a la Asamblea. Basta con ver lo que dice el Ministerio al respecto en su expediente sancionador: “La junta directiva se apartó de la decisión acordada el 21 de septiembre de 2017 y procedió a modificar, en sus sesiones del 3 y 7 de mayo y 4 de junio de 2018, el artículo 202 bis del Reglamento de la SGAE, elevando al 20% el límite máximo y suprimiendo posteriormente cualquier límite”.

La Asamblea General Extraordinaria de 27 de diciembre de 2018 decidió no ratificar el reparto de diciembre –sobre el de junio sorprendentemente no fue consultada- sin que a fecha de hoy y tal como exige el Ministerio hayan sido revertidos dichos repartos.

  • Pilar Jurado miente al negar que la SGAE no está cumpliendo con las dos primeras exigencias que le ha hecho la CISAC: Un reparto justo y convocar Elecciones Generales con voto electrónico

La Presidenta de la SGAE afirma que esto no es cierto ni supone motivo para la sanción de CISAC, pero lo cierto es que los repartos de 2018 y 2019 no se ajustan a la legalidad y no se han convocado elecciones para elegir una Junta con voto electrónico tal como pide la CISAC, exige el Ministerio y ordena la Ley de Propiedad Intelectual.

  • Pilar Jurado miente al decir que si Mediaset ha dejado de pagar es porque se trata de una práctica habitual.

Según la presidenta, Mediaset no ha dejado de pagar por la debilidad de la actual Junta, sino que se trata de una “práctica habitual frente a la negociación de un futuro contrato, tal y como el propio director de Mediaset, Sr. Vasile, le hizo saber”. Nuestra presidenta debería informarse que los usuarios, y Mediaset lo es, en caso de no llegar a un acuerdo, deben abonar el 70% de lo solicitado, según establece la ley.

A Pilar Jurado un usuario le ha dicho que no le paga, pero que «no se preocupe, que eso es lo normal»; y puede que ella se lo crea, pero nosotros no.

Pilar Jurado ha demostrado con esto su debilidad y la de la Junta ante las televisiones.

  • Pilar Jurado miente al afirmar que ha logrado la estabilidad para evitar la intervención del Ministerio

Pilar Jurado afirma que el Ministerio debe cambiar su postura y retirar la solicitud de intervención ya que se ha hecho “el trabajo que estaba pendiente”, cuando lo cierto es que la SGAE sigue sin cumplir ninguno de los tres requerimientos del Ministerio:

1.- La SGAE continúa sin adaptar sus Estatutos a la legislación vigente,

2.- La Junta Directiva ha sido constituida mediante un sistema que no ha permitido el voto electrónico,

3.- Los repartos realizados en 2018 no se ajustan a la ley y no han sido revertidos.

  • Pilar Jurado miente al afirmar que hoy se recauda más por televisión que en el año 2005 y que este crecimiento sea el que ha generado un conflicto de intereses por esta elevadísima recaudación.

En el año 2005 se recaudaron 108 millones de radiodifusión y cable y en el año 2018 la recaudación de SGAE por este concepto no llega a cien.

  • Pilar Jurado miente al amenazar con que “si no se aprueban esos estatutos y nuestra gestión estaremos permitiendo que el poder vaya a manos de otras personas y pueda haber una intervención, será la última vez que los autores serán dueños de sus derechos”

Nada más lejos de la realidad. La intervención garantizará un reparto justo y ajustado a la legalidad, la intervención garantizará unos Estatutos adaptados a la Ley, la intervención garantizará unas elecciones a la Junta Directiva con todas las garantías legales, la intervención garantizará que se trabaje por el bien común de los creadores y editores en su conjunto y no a favor de un grupo particular de creadores y editores, la intervención garantizará la gestión de nuestros derechos en el extranjero, ya que conlleva la anulación de las sanciones la CISAC y que la SGAE no sea expulsada de los organismos internacionales

La propia CISAC ha aconsejando al Ministerio «la urgente intervención pública temporal para evitar el desmoronamiento de la. entidad española» y ha preparado un informe para presentar ante la Audiencia Nacional en apoyo a la medida cautelar solicitada por el Ministerio de Cultura y Deporte.

La CISAC lo tiene claro: si el Gobierno interviene la SGAE, ya no será necesaria una sanción de la CISAC.

La intervención es la única posibilidad de regenerar la SGAE y reconvertirla en una entidad de gestión de derechos eficaz y transparente.

Lo que calla Pilar Jurado es que la intervención implica la remoción de los órganos de gobierno de la SGAE.

  • Por último, Pilar Jurado afirma queLa verdad es sólo una y la mía está totalmente documentada”.

Esta es una frase que aclara todo lo anterior. Con ella hemos visto esos “rayitos de luz” de los que tanto habla a la prensa y hemos podido constatar que lo que ha hecho Pilar Jurado ha sido algo muy difícil y muy complicado, ha conseguido algo que no esperábamos: la consagración de la mentira.

17 de junio de 2019

Coalición Autoral, CoA

Sobre Administrador